Madre e hija
CRIANZA RESPETUOSA

¿CÓMO NOS COMUNICAMOS EN FAMILIA?

⠀⠀

La comunicación en la familia, es un tema del que no se suele hablar mucho. Con el ritmo de la vida que llevamos, apenas nos suele quedar tiempo para compartir un momento juntos.

Vemos a nuestros hijos de cinco, a nueve o diez de la noche. Eso si los niños no tienen alguna extraescolar entre medias, y nuestro trabajo nos permite conciliar estas horas.

Si además sumamos que llegamos cansados a casa (los padres y también los hijos), y además debemos compaginarlo con deberes, duchas, cenas, … veremos que siempre tenemos excusas para comunicarnos.

¿Alguna vez te has preguntado cómo te estás relacionando con tus hijos?, ¿eres respetuoso?, ¿escuchas lo que dicen?, ¿eres empático con sus sentimientos?, ¿los validas?, ¿comunicas cómo te sientes tú?…

Es conveniente que cuando nos comuniquemos con ellos, lo hagamos en un estado calmado, transmitiendo confianza con nuestras palabras, y con actitud de escucha para poder aprovechar la reciprocidad que nos brindan.

También es fundamental que la comunicación sea clara, y que verifiquemos que se ha entendido todo lo que decimos, para no caer en el error de la suposición, ya que sabemos que los niños son malos interpretes.

¿CÓMO PODEMOS “ARAÑAR” TIEMPO PARA PODER HABLAR CON NUESTRA FAMILIA?

  • Intentad madrugar 10 o 15 minutos más para poder pasar 20 o 25 minutos desayunando sin prisas.

Os aseguro que merece la pena. En ese ratito podemos contarnos lo que hemos soñado esa noche, hablar de las cosas que tenemos por delante en el día, y así despertarnos de una manera más amable, para empezar el día con buen pie.

  • El trayecto al cole también es un buen momento para compartir juntos.

Si vamos caminando podemos ir charlando tranquilamente. Y si lo hacemos en coche, podemos compartir un ratito agradable escuchando nuestro programa de radio favorito, que además de sacarnos una sonrisa, puede que nos proponga temas de conversación chulos para ponernos las pilas y empezar la mañana riendo.

  • Hacer alguna actividad o juego juntos al llegar a casa.

Sacad tiempo para hacer alguna manualidad juntos,  jugar a algún juego de mesa o simplemente sentarnos a escuchar una canción o a contarnos algo que nos haya pasado durante el día. Intentar dedicarnos ese ratito es fundamental para “hacer familia” y no sólo compartir un espacio.

  • No sobrecargar las tardes con extraescolares.

Es esencial seleccionarlas bien, por que tener un tiempo para estar juntos, puede ser la mejor extraescolar del mundo. A fin de cuentas son ya muchas las horas que pasan en el cole haciendo un montón de cosas…

⠀⠀

  • Durante la cena es otro momento de reunión familiar.

Intentemos que sea un rato agradable para compartir cosas que nos han pasado durante el día, y que no se convierta en un momento de estrés con palabras como “termina la comida del plato”.

⠀⠀

  • Leer un cuento antes de irse a dormir.

Si tenemos tiempo suficiente, después podemos comentar y compartir lo que leemos.

⠀⠀

¿CÓMO PODEMOS HACER, PARA QUE EN ESE TIEMPO JUNTOS, DISFRUTEMOS Y FORTALEZCAMOS NUESTRO VÍNCULO AFECTIVO?

⠀⠀

  • Aprovechar el poquito tiempo que tenemos, para que sea tiempo de charla, de risas, de buen rollo

Es fácil de decir, pero a veces no lo es… depende en parte de nosotros, de cómo lo gestionemos, así que es importante tener presente que los gritos, los castigos y amenazas no suelen ayudar mucho.

⠀⠀

  • Limitar el tiempo con pantallas, y reservar momentos en los que no tengamos tecnología a nuestra disposición.

Los desayunos, las cenas, los ratos que compartamos juntos, que sean con los cinco sentidos y no con la vista puesta en el móvil.

Saber gestionar esto parece difícil hoy en día, porque es una tentación muy grande y aveces es un recurso muy fácil, para entretener a los peques sin impacientarnos, pero debemos pensar también en lo que ganamos.

⠀⠀

  • Cuidar nuestro lenguaje.

Las palabras tienen mucho poder y en los niños más. Intentad siempre que la comunicación sea más positiva que negativa y que las palabras y las frases que les decimos con mucha frecuencia sean desde el cariño.

Los gritos no ayudan y no nos van a hacer más caso porque lo digamos gritando. Podemos ser firmes sin perder la paciencia, (a veces no es fácil pero se puede).

⠀⠀

  • Fomentar el diálogo y el debate en familia.

Es necesario que a veces pongamos sobre la mesa temas de conversación interesantes para compartir en familia.

Proponer temas de conversación para conocernos mejor, compartir nuestros valores con nuestros hijos y conectar con ellos, para hablar de sentimientos y emociones.

⠀⠀

  • Hacer una «asamblea» en casa, si hay algún problema que merezca más atención.

Hablar con calma de las cosas, reflexionando un poquito más y dando opción a que todos opinemos y nos expresemos.

⠀⠀

  • Utilizar alguna palabra «secreta». 

También hay momentos de estrés, en los que alguno de tus hijos quiere contarte algo importante.

La usaremos en esos momentos en los que no puedo escuchar y atender a mi hijo como se merece, y cuando la diga, significará que eso que me quiere contar, tiene que retenerlo en su memoria y contármelo más tarde.

El mensaje que le enviamos al niño, es que lo que tiene que contarnos es verdaderamente importante para nosotros, y que le tenemos en cuenta.

¿Que vais a poner en practica para mejorar la comunicación de vuestra familia? 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: